Reseña del kit OSW Mige de SimuHack

¡Saludos SIMadictos!

El pasado 23 de julio tuve la oportunidad de probar el OSW de SimuHack, mucho había oído hablar de las bondades de estos nuevos sistemas de bases para volantes que pequeños fabricantes ofrecen como alternativa a las grandes marcas de hardware que hasta la fecha se han repartido el mercado del simracing.

No hay que menospreciar que marcas hasta ahora desconocidas para los simracers fabriquen productos de una calidad extraordinaria, que pueden sonrojar a otras con una trayectoria mucho más extensa y que no vamos a nombrar aquí para no levantar ampollas.

Me acerqué hasta Renedo en Cantabria para visitar a Ángel Fernández de Euphoria y de paso comprobar de primera mano todo eso que tanto había oído hablar sobre los OSW (open sim wheel) y francamente, salí bastante impresionado.

Para ser honestos hay que decir que el salto desde un G27 a este kit de SimuHack es muy grande. Además, a esto hay que añadir otros aspectos que acompañan la experiencia, como los pedales V3 de Fanatec, 3 monitores, sonido 5.1 pantallas auxiliares, botoneras, etc.

Pero vamos a lo que importa, las sensaciones.

Hicimos tres pruebas con combinaciones diferentes, una en oval y dos en road.

La primera fue con el Dallara en Road América; demasiados caballos para un circuito road, creo que es donde más he notado la transferencia de información desde el asfalto a las manos. Sí, tengo que reconocer que es verdad lo que dicen los simracers que tienen OSW, la información que te llega es más amplia y te permite prevenir sobreviarajes y pérdidas de adherencia que con otras bases no podrías o simplemente se convertirían en contravolantes bestiales y pérdidas de tiempo muy grandes cuando no en salidas de pista o accidentes. No sé si se debe a que hay más puntos de lectura en su motor o que la información se transfiere más rápidamente, el caso es que sabes lo que está sucediendo entre las ruedas y el asfalto en el momento preciso, no hay más.

La segunda combinación la llevamos a cabo en Daytona con el circuito “nuevo” es decir reasfaltado, con un coche de NASCAR. Pese a que el asfaltado es perfecto, tengo que decir que los más mínimos detalles y rugosidades del asfalto los percibes en el volante, otra de las grandes diferencias que he notado con mi anticuado G27 es la fuerza que es capaz de generar este tipo de bases con motores industriales, por supuesto totalmente configurable,  para mi gusto mi amigo Ángel lo tenía configurado demasiado duro, teniendo que hacer mucha fuerza para llevar el coche por el sitio que quería, no obstante creo que esta configuración me permitía tener mucho más control sobre el coche.

Por último y ya a elección mía, probé el nuevo Ferrari GTE en SPA Francorchamps, creo que dí unas 3 vueltas al circuito, hasta que me empecé a encontrar a gusto conduciendo y disfrutando como un niño con juguetes nuevos, no quise dar más vueltas por que aunque para mí el tiempo pasaba volando de lo bien que lo estaba pasando, sé que para el que está fuera esperando el tiempo pasa mucho más lento, y no quise abusar de la paciencia y hospitalidad de mi amigo Ángel.

En cuanto a la parte estética y de acabados, sencillamente sobresaliente.

Muy cuidados los detalles y los materiales de alta calidad, otra parte importante que deja entrever el trabajo que hay detrás.

Resumiendo, muy recomendable la compra de estas nuevas bases OSW, siempre que os las podáis permitir, por que lo que se dice baratas no son, os dejo enlace a la página web del fabricante, en esta ocasión SimuHACK, donde podréis consultar precios y características del producto y un video de reseña que el propio Ángel Fernández ha realizado para su equipo y que os recomiendo para profundizar un poco más en la descripción y partes que componen este fantástico kit.

@superpozito

 

Reseña del kit por Ángel Fernández Cobo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.